viernes, 2 de marzo de 2012


PARA QUÉ NOS SIRVE UN BUSINESS INTELLIGENCE
Hoy en día la rápida toma de decisiones en una empresa, grande o pyme, es crucial para el óptimo funcionamiento del negocio.
Dicha toma de decisiones la basamos en datos, estudios, estadísticas y fuentes de información de los que es necesario disponer de una manera ágil, rápida y continuamente.
Una organización puede ser rica en datos y pobre en información, sino sabe como identificar, resumir y categorizar los datos” (Madnick, 1993)
Por regla general quien debe tomar las decisiones basadas en información a nivel ejecutivo, no está acostumbrado a trabajar con los sistemas de su empresa, y las variables y alternativas de información necesarias cambian constantemente.
El hecho de poder obtener datos de los sistemas tradicionales, llamados operacionales no siempre es suficiente, y se hace necesario tratarlos con posterioridad bien para agruparlos o realizar operaciones complejas, añadir datos que no están en los sistemas o colocarlos de tal forma que se conviertan en información y sean útiles para la toma de decisiones.
Esta ardua labor de transformación del dato en información es la que viene facilitada por las herramientas de Business Intelligence, que no es otra cosa que la inteligencia aplicada al negocio.
El dato se extrae, se complementa, se limpia, se almacena, se ordena y se muestra.
Los primeros pasos de extracción, ampliación, limpieza y almacenamiento se realiza a través de las herramientas denominadas ETL (Extraction, Tranformation and Loading). En ellas definiremos todos los orígenes de nuestros datos, cuales son, cómo y dónde están, que queremos hacer con ellos etc.
Estas herramientas finalmente almacenarán el resultado en lo que se llama datawarehouse que es en realidad una nueva base de datos pero con datos informacionales, en definitiva nuestro almacén de datos para la posterior toma de decisiones.
A partir de aquí hay muchas formas de explotar estos datos para que se conviertan en información útil y son los usuarios finales ejecutivos quienes deciden con qué y cómo lo quieren ver en función de sus requerimientos, creando su propio de modelo.
Para la visualización de estos datos disponemos de las siguientes alternativas:
  • Simplemente una consulta y listado (query & reporting) con listados predefinidos
  • .Consultas mucho más complejas mediante consultas a medida (queries ad hoc) - OLAP
  • Aplicar técnicas de minería de datos que alimenten otros sistemas como por Sistemas de ayuda a la toma de decisiones tipo EIS (Executive Information Systems), DSS (Decision Support Systems,)
  • El Cuadros de Mando integral (BSC)
Por supuesto, siempre dispondremos de la posibilidad de combinar las alternativas anteriores en función de los resultados que deseemos obtener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario